24 octubre 2020

RESEÑA | ELANTRIS | BRANDON SANDERSON

Editorial NOVA | 642 páginas
ⓌⒶⓃⓉ ⓉⓄ ⓇⒺⒶⒹ | Puntuación: 🌬️ 4/5 Sprens

Bienvenidos a Elantris, la poderosa y bella capital de Arelon. Antaño bendecida por la Shaod, hoy maldita por la misma. Antaño ciudad de dioses, hoy páramo en ruinas. Antaño sus ciudadanos, provistos de poderosa magia, rozaban lo divino; hoy son criaturas no muertas carentes de ella. 

La historia arranca cuándo Raoden, príncipe de Arelon, despierta una buena mañana maldecido por la Shaod. Inmediatamente, es arrojado a Elantris. Para evitar un escándalo, el rey informará a la sociedad Arelisa que el príncipe ha fallecido de manera repentina. 


Dentro de la ciudad maldita, éste atípico príncipe intentará descubrir qué causó caída de Elantris, para poder recuperar su vida y devolver a la ciudad maldita su antigua belleza. 


Mientras tanto, Sarene, princesa de Teod, casada por poderes con Raoden, desembarca en Arelon para descubrir que su marido a muerto, y que se encuentra atada a un contrato prematrimonial que establece que la muerte de cualquiera de los cónyuges no descalificará dicha unión, por lo que no sólo es viuda, sino legalmente princesa de Arelon. 


El tercero en discordia, Hrathen, es un Gyorn de la religión Derethi, famoso por convertir naciones enteras a Shu-Dereth por cualquier medio. Ha llegado a Arelon con una única misión: la conversión pacífica del pueblo de Arelon. 


Sarene, recelosa de la repentina muerte de su esposo, intentará descubrir qué le sucedió realmente a éste, mientras intenta detener la conversión del Gyorn.


Elantris es un gran ejemplo de cómo es posible crear personajes e historias, lo suficientemente fuertes como para valerse por sí mismos, en un mundo enormemente complejo y maravilloso. Con tantos datos sobre religión, naciones y lugares, puede resultar abrumador tratar de comprender todo. Y es que Elantris, es una novela lenta en su inicio, sin embargo, permíteme asegurarte que, una vez que pasas la etapa inicial de introducción, tanto los personajes como la historia habrán creado dentro de ti el deseo, no sólo de continuar con la historia, sino de ver triunfar a sus protagonistas. Una y otra vez, te conmocionarás, sorprenderás, complacerás, encantarás y te entristecerás. Las últimas páginas se sucederán una tras otra, sin descanso, ya que no podrás apartarte de la apasionante historia que te muestra este libro. 

Los tres personajes principales, junto a todo el elenco secundario están escritos magníficamente, cada uno con su propia historia, que les da una perspectiva única. Son personas complejas, con sus propias fortalezas y debilidades, puestas en situaciones desconocidas que están diseñadas para poner a prueba severamente su resolución. Lo que más me gusta, es que Sanderson ha creado un montón de personajes con los que he empatizado: quiero conocerlos, que tengan éxito, que sean felices. Personas reales con problemas reales, definidos por sus acciones y la forma en que enfrentan a las consecuencias de las mismas.

La historia se cuenta alternando el punto de vista de los tres personajes principales, lo que nos da tres perspectivas distintas del mismo problema y una mayor comprensión de la historia. 

El worldbuilding de Elantris, como viene siendo habitual en los libros de Brandon Sanderson, es infinitamente complejo, brillante, metódico y bellamente creado. Las lentas insinuaciones sobre la magia y las complejidades políticas del mundo en el que habitan nuestros personajes son intrínsecamente cautivadoras. 

En definitiva, Elantris es, a todos los efectos, un libro brillante, que captura maravillosamente lo que debería ser una novela independiente, entrelazada con el estilo característico de su autor. Es posible que si has leído lo que viene después, al compararlo, su aura se desvanezca un poco bajo las brillantes gemas de historias como El camino de los reyes y/o la trilogía de Nacidos de la bruma, será un poco difícil, pero vale la pena el esfuerzo. Si aún no has entrado en el mundo de Sanderson, hazte un favor y lee Elantris, de inmediato.

Illustración de Brandon Sanderson, autor: Timothy Banks.

Brandon Sanderson (Lincoln, Nebraska, 1975) es uno de los mayores exponentes de la literatura fantástica de las primeras décadas del siglo XXI.


Aunque siempre le gustó la literatura, comenzó a perder interés en ella a raíz de los libros que le recomendaban sus profesores de secundaria. Solo uno, Vencer al dragón, de Barbara Hambly (una novela de fantasía heroica y dragones), le hizo recuperar la pasión por la lectura y descubrir el género fantástico. Sería entonces cuando, buscando historias similares, descubriría a autores como Robert Jordan, Anne McCaffrey, David Eddings, Orson Scott Card o Melanie Rawn y se iniciaría escribiendo relatos de fantasía épica que, según el propio Sanderson, fueron “terribles”.


En 1994 se matriculó en bioquímica en la Universidad Brigham Young e incluso ejerció como misionero en Corea. Sería esta experiencia la que le haría darse cuenta de que la química no era lo suyo y que la escritura era lo que realmente añoraba. A causa de ello, en su regreso a la universidad, obtuvo un máster en literatura creativa.


Terminados sus estudios, Sanderson comienza a trabajar como recepcionista nocturno de un hotel (un trabajo que le permitía escribir), al tiempo que continuaba sus estudios durante el día. Fueron, según el propio autor años deprimentes, pero que, sin embargo, le permitieron escribir siete novelas y varios manuscritos que, a pesar de ser rechazadas por las editoriales, no le hicieron abandonar su vocación.


Durante los años siguientes, comenzó a colaborar para una revista de fantasía y ciencia ficción de la universidad, The Leading Edge, de la que ejerció como Editor jefe y le permitió establecer una red de contactos. Uno de ellos, el profesor David Farland (autor de la serie de novelas de fantasía Runelords), le propuso que acudiera a todas las convenciones que pudiera, especialmente las WorldCon y World Fantasy, en las que podría conocer a personalidades de la industria. Siguiendo su consejo, así lo hizo. En una de ellas conoció a su actual agente.


Daba comienzo así, la exitosa trayectoria de Sanderson, cuyo despegue se produjo a raíz de una llamada del editor Moshe Feder (editorial Tor Books) para comprar uno de sus libros. En 2005 logró publicar su primera novela con esta editorial, Elantris, que obtuvo un buen recibimiento por parte de crítica y público. A ésta le seguirían otros títulos como El aliento de los dioses o El camino de los reyes, esta última una de las partes de una serie de diez volúmenes denominada El archivo de las tormentas.


En 2006 publicó El imperio final, su segunda novela incluida en el universo ficticio de Cosmere, una galaxia enana compacta con menos estrellas y sistemas que la nuestra, y en el que también se ambientan otros títulos como El pozo de la ascensión, El héroe de las eras, Aleación de Ley, Sombras de identidad, Brazales de duelo y El archivo de las tormentas.


Tal fue la repercusión y fama adquirida por el autor en el terreno de la literatura fantástica que, en 2007, fue elegido por la viuda de Robert Jordan, Harriet McDougal Rigney, para completar la serie La rueda del tiempo. Esta se dividió en tres partes debido a su gran volumen: La Tormenta, (2009), Torres de medianoche ( 2010) y Un recuerdo de luz (2013).


Además de estos libros, Sanderson también firma la The Reckoners, trilogía de superhéroes formada por Steelheart, Firefight y Calamity, las dos entregas de La espada infinita (novela basada en el videojuego homónimo), El Rithmatista y las cinco entregas de la saga juvenil Alcatraz contra los bibliotecarios malvados (2007).


A lo largo de su trayectoria, Sanderson ha sido nominado dos veces para el Premio John W. Campbell (galardón anual otorgado al mejor escritor novel de fantasía o ciencia ficción) y ha recibido el Premio David Gemmell Legend (2011) por El camino de los Reyes y el Premio Hugo (2013) por la novela corta El alma del emperador.


Psst, pstt: ¿Te quieres perder la próxima entrada? Si la respuesta es no » SÍGUEME

2 comentarios

  1. ¡Me dan ganas de volver a leer Elantris! Fue con el libro que me enamoré de Sanderson y ya no ha habido vuelta atrás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eso tiene fácil solución! Yo aún no he leído la nueva edición, con mejoras de nuestro Sandy, así que ya sabes, en cuánto te apetezca, ¡Silva!
      ¡Muchos besotes guapa mía!

      Eliminar

¡GRACIAS POR LEERME Y COMENTAR, PERSONA CHACHI! ÉSTE BLOG SE ALIMENTA DE TUS COMENTARIOS. ¡NO SEAS TÍMIDO/A Y DÉJAME EL TUYO! ^^